domingo, 1 de noviembre de 2015

Walkürenritt

«Siempre había deseado creer que la línea de la fuerza y la línea de la belleza son una. Ese deseo se hizo realidad cuando contemplé la maquinaria americana» declaró Oscar Wilde. También en este caso, la maquinaria —operística— une ambas líneas poniéndose al servicio de un arte sencillamente exultante. No siempre el arte necesita de esa energía, pero ojalá la tuviéramos más a menudo.

1 comentario: