viernes, 17 de julio de 2015

Epitafio XXII

EN UNA VASIJA CON LAS CENIZAS DEL DIFUNTO

Ni siquiera de esto soy el dueño.

2 comentarios:

  1. Por eso mismo, las mías las quieros libres. Ya estamos bastantes rodeados de cacharros para encima tener otro más cuando... ¡ay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso precisamente: además acabamos convertidos en cacharros molestos. Soy de tu opinión.

      Mis disculpas por la tardanza en la respuesta.

      Eliminar