viernes, 8 de mayo de 2015

Epigrama

Náufrago fui: la orilla alcancé desnudo y exhausto
     cuando la airada mar hacia su seno me hundía.
Salvo, la arena abracé aturdido de gozo; no obstante,
     ¿quién rescatar podrá lo que a la mar hizo rica?

No hay comentarios:

Publicar un comentario