viernes, 10 de abril de 2015

Epitafio XVIII

PARA UN EXTREMADO GUARRO

Yace aquí el que apestaba de tal suerte,
que mejoró en aroma tras su muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario