jueves, 9 de abril de 2015

De la demasía del gran poeta Manuel Mantero

Manuel Mantero, casi desconocido o desaparecido y siempre preterido por la crítica dominante, es uno de los últimos grandes de la poesía en castellano, de los verdaderamente grandes. No obstante, demasiado pródigo para caber en tan míseros corazones, demasiado espléndido y original para tan monótona monodia, demasiado múltiple para tantos simples no sencillos sino paupérrimos, demasiado intelectual y sutil para tan entecos caletres, demasiado feliz para tanto mezquino, demasiado desdichado para tanto de lo mismo, demasiado poco políticamente genuflexo y palmero, y, para remate, demasiado académicamente triunfante allende, en U.S.A., el sueño inconfeso de tanto moderno cateto, tiene Manuel Mantero (geografía es olvido) un oportuno defecto: está demasiado lejos —no importa el avión frecuente—, perfectamente lejano para la crítica al uso, perfectamente olvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario