lunes, 27 de abril de 2015

jueves, 23 de abril de 2015

miércoles, 22 de abril de 2015

lunes, 20 de abril de 2015

domingo, 19 de abril de 2015

Epitafio XIX

PARA ESPAÑA

Yace aquí la libertad
y la decencia también,
junto a la pura verdad
que mató tanta patraña.
Yace aquí la vieja España.
Que descanse en paz. Amén.

martes, 14 de abril de 2015

La República de Camelot

Hay quienes hoy vuelven a sentirse utópicamente excitados por trágicas historietas de sueños abortados y seculares traiciones melanomíticas. Entre ellos, los que piensan que el mágico remedio de una nación en la que no creen —si no detestan— lo constituye la limpieza, el adanismo, el desde-cero, el nuevo ex novo de la sempiterna República pendiente —esta vez sí—, que es también el retorno a la fugaz Edad de Oro de la franja del morado masónico, a la República de Camelot. Que a la Tercera iría la vencida lo tienen claro. Esta vez tampoco se pararían en barras. Como por ensalmo, advendría el paraíso en la Tierra, la leyenda tangible —el camelo de Camelot.

domingo, 12 de abril de 2015

Si bebes, no produzcas

Lo malo de escribir con dos copas de más es que lo así producido suele necesitar también de dos copas de más para que parezca bueno.

sábado, 11 de abril de 2015

Clasistas

El clasismo es la degeneración de la aristocracia; el clasista confunde siempre al señor con el señorito.

viernes, 10 de abril de 2015

Epitafio XVIII

PARA UN EXTREMADO GUARRO

Yace aquí el que apestaba de tal suerte,
que mejoró en aroma tras su muerte.

jueves, 9 de abril de 2015

De la demasía del gran poeta Manuel Mantero

Manuel Mantero, casi desconocido o desaparecido y siempre preterido por la crítica dominante, es uno de los últimos grandes de la poesía en castellano, de los verdaderamente grandes. No obstante, demasiado pródigo para caber en tan míseros corazones, demasiado espléndido y original para tan monótona monodia, demasiado múltiple para tantos simples no sencillos sino paupérrimos, demasiado intelectual y sutil para tan entecos caletres, demasiado feliz para tanto mezquino, demasiado desdichado para tanto de lo mismo, demasiado poco políticamente genuflexo y palmero, y, para remate, demasiado académicamente triunfante allende, en U.S.A., el sueño inconfeso de tanto moderno cateto, tiene Manuel Mantero (geografía es olvido) un oportuno defecto: está demasiado lejos —no importa el avión frecuente—, perfectamente lejano para la crítica al uso, perfectamente olvidable.

lunes, 6 de abril de 2015

Luis Antonio de Villena responde

—¿Qué país de Europa es su preferido?
—A los ingleses les gusta mucho Italia...

(Fragmento de una entrevista en  TV1)

miércoles, 1 de abril de 2015

Epitafio XVI

Libre de cuitas carnales, hallé por fin el reposo.
     ¡Ay, si pudieras ver cómo sonrío sin labios!