sábado, 21 de marzo de 2015

Transversalidad

A río revuelto —a vueltas con la religión— ganancia de pescadores, siempre con la caña preparada, agazapados, infaliblemente previsibles.

¿Dónde se preservaron de la destrucción las obras paganas de la Antigüedad? ¿En nombre de qué religión mató el comunismo a 100 millones de personas? ¿Fue en nombre de la religión el genocidio de la Vendée (cerca de 120.000 exterminados)? ¿Qué dogmas produjeron las botas de genuina piel de vandeano?

El fanatismo, el crimen, la crueldad hacia los débiles e indefensos, son sin duda transversales, como ahora se dice. Pero hay algunos que, aun sin quererlo, se empeñan una y otra vez en jugar ese lamentable partido que tienen ganado por goleada, pese a la presente carnicería a destajo del neocalifato: unos siguen siendo más transversales que otros.

Si alguien duda de que el fanatismo ateo lleva en su triste haber más muertos que el religioso, y en mucho menos tiempo, debería asomarse un poco a la Historia. Pero no están dispuestos a que la realidad les estropee la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario