lunes, 9 de marzo de 2015

El silencioso escándalo

Que la destrucción bárbara y criminal de unas antiquísimas obras de arte por una panda de asesinos fanatizados mueva a la indignación es normal. Que la destrucción bárbara y criminal de miles de vidas humanas por la misma panda de asesinos fanatizados no mueva a nada es la silenciosa, palmaria y escandalosa demostración de la basurienta y decadente moral de nuestra sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario