miércoles, 14 de mayo de 2014

Greguería

Todos acabaremos, tarde o temprano, en el cementerio: la losa más natural del mundo.

2 comentarios:

  1. Yo quiero que me incineren y mis cenizas las echen desde un avión, pero dicen que eso sale muy caro. Pienso en ello y te digo que casi moriría un poco a gusto porque eso de la losa no me gusta nada.
    Eso sí, ahora tengo que elegir desde qué cielo. Bien podría ser aquí cerquita en el aeropuerto de Sevilla, al fin y al cabo, unas cenizas pesan muy poco.

    :) un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me hace ni pizca de gracia si lo pienso, aunque para entonces como que va a darme igual. Lo de la incineración me parece mejor, siempre que, como cuentas, esparzan o entierren las cenizas y no las guarden metidas en una urna sobre una repisa.

      Disculpas por la tardanza en contestar. Nos leemos.

      Eliminar