sábado, 31 de mayo de 2014

Fenomenismo

Aunque a menudo se le atribuye, no es lo propio del empirista escéptico ese «sólo creo aquello que veo». Antes bien, en la óptica fenomenista, lo que veo es precisamente lo que no es objeto de creencia, sino de conocimiento: se cree en lo que no se ve, se sabe lo que se ve.

viernes, 30 de mayo de 2014

Dos eventos que no habría que perderse

Aunque me temo que yo sí lo haga. El primero se verifica mañana, día de San Fernando, en la bella localidad de Arcos de la Frontera: la presentación de la estupenda revista de poesía Piedra del Molino, la cual cumple 20 números y 10 años de existencia, y en la que un servidor publica un poemilla. Mis saludos a mis queridos amigos y excelentes poetas Enrique Barrero y Jesús Cotta, que estarán allí, Dios mediante, y, cómo no, mi agradecimiento al director de la revista, Jorge de Arco, poeta también excelente, por su amabilidad al contar conmigo para esta publicación. Si alguien se pasa a eso de las 20:30 por la Capilla de la Misericordia, que entre porque se hallará en muy buena compañía.

El segundo que menciono, y recomiendo, no es, en verdad, uno sólo, sino que va, por fortuna, a repetirse: concretamente en la Feria del Libro de Madrid, la presencia del singular poeta y escritor Manuel Lacarta, que firmará su nuevo libro Yo, Lope de Aguirre, rebelde hasta la muerte. Si mañana 30 de mayo, de 12:30 a 14, y aun de 19 a 21 horas, es demasiado pronto para hacer un hueco en la agenda, hay tres días más en el mes de junio: el 6 (de 19 a 21:30), el 14 (de 12:30 a 14:00 y de 19:00 a 21:00) y el 15 (de 19:00 a 21:30). Todo ello en la caseta nº 333 de Araña editorial. Si alguien tiene ocasión de acercarse por allí, que no dude en hacerlo.

domingo, 18 de mayo de 2014

Vida retirada y no —dos sonetos del Barroco

A UN HOMBRE QUE FUNDÓ UN CONVENTO DE MONJES EN UN DESIERTO, Y SE ENTRÓ CON ELLOS A ACABAR LA VIDA

Es cierto el fin del hombre, y es incierto.
     Mas no fue incierto en ti ni ejecutivo,
     pues antes de llegar su golpe activo,
     tú, empezando a morir, lo hiciste cierto.
Vivo, te fue sepulcro ese desierto;
     muerto, nuestra memoria te es archivo;
     no ha menester vivir para estar vivo
     quien no aguardó a morir para estar muerto.
La muerte edad mejor nos apercibe,
     que la vida es violencia desmentida
     que el llegar al acierto nos divierte.
Pues si, muriendo, lo mejor se vive,
     sólo empezó temprano a tener vida
     el que se supo anticipar la muerte.


Pedro de Quirós (c. 1600 - 1667)

CONTRA LA SOLEDAD

El hombre que del hombre se desvía,
     y los desiertos, Pármeno, apetece,
     o entre su misma flema se entorpece;
     o se embelesa en su melancolía;
si allá en tu solitaria fantasía
     menos veloz el tiempo te parece,
     repara bien si el ocio desvanece
     aquello inútil que le sobra al día.
Cuando en ese hacer nada te contemplo,
     temo si tu retiro es negligencia;
     porque nadie está bien sólo consigo;
que el bueno pierde el fruto del ejemplo,
     el sabio es avariento de la ciencia,
     y el malo es delincuente sin testigo.


Antonio de Solís y Rivadeneyra (1610 - 1686)

miércoles, 14 de mayo de 2014

Greguería

Todos acabaremos, tarde o temprano, en el cementerio: la losa más natural del mundo.

martes, 13 de mayo de 2014

Distancias

No hay distancia más larga,
ni más profundo abismo,
que el que va de ti mismo hasta ti mismo.

jueves, 8 de mayo de 2014

jueves, 1 de mayo de 2014

Gloria vicaria

Por más que comprensible y hasta cierto punto disculpable, no deja de ser curioso, a veces ridículo, que el traductor se crea en tantas ocasiones investido del mérito de aquel a quien traduce. Esa gloria vicaria (y ciertamente apócrifa mientras vaya más allá de los méritos técnicos o artísticos de la labor traductora) tiene envanecido, tontamente envanecido, a más de uno.