domingo, 20 de abril de 2014

El ombligo planetario

Una de las notas más radicalmente esenciales de la cultura angla es el solipsismo. Herencia tal vez de su origen insular, adopta éste la forma de un autismo feroz contra todo aquello que, no formando parte de sí, entiende como rival: a menudo mostrando una hostilidad acérrima y sin escrúpulos (pues no duda en recurrir a la tergiversación y a la mentira); las más de las veces, adoptando el más absoluto y efectivo de los silencios: lo que no es propio, sencillamente no es. Dicho de otro modo: una de las características fundamentales de lo anglo (y, por ende, de lo anglómano) es el ombliguismo. Pero, como la cultura angla ha tiempo que domina sobre todo el planeta, el ombligo ha adquirido también proporciones planetarias, totales. Lo que no está en él, queda condenado a los invisibles arrabales de la nada.

2 comentarios: