miércoles, 15 de enero de 2014

Soneto de trece

GARCILASO Y LA LOGSE

Un rato se levanta el pensamiento
     mas cansado d'haberse levantado
     torna a caer, Faetón refulminado,
     pagando caro el raro atrevimiento.
¿Quién le mandó aspirar al alto asiento
     del raciocinio humano y noble estado?
     ¿No ve que en el Sistema reformado
     no aprovechan ideas un pimiento?
Privan gandules horros de trabajo,
     de concetos celebros más que enjutos
     que toda ciencia mandan al carajo...
Mima la LOGSE sus inanes frutos:
     brutos nacieron, moriránse brutos.

_______________
Nota 1: Los tres primeros versos participan del soneto VII de Garcilaso, que empieza «Un rato se levanta mi esperanza».
Nota 2: En el poema no se nombra a la LOGSE por error: todas las leyes que han venido tras ella (incluida la reciente LOMCE) no han sido sino avatares de la misma, la única, la pertinaz, aquella cuyos perniciosos principios se muestran siempre intocados por el Poder.

2 comentarios:

  1. ¡Bien! Otro de trece. Si coges ritmo terminarás compilando el "Te debo una". A por él.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos, padre-de-la-criatura, aunque a veces me da cierta cosa porque se diría apropiación indebida... La verdad es que esta vez no ha sido buscado: en principio era un soneto que parecía salir con tercetos encadenados, pero resulta que un verso, en realidad, no pintaba nada, así que opté por el soneto moralesco (espero que no te disguste el nombre: «moralista», como «petrarquista» es equívoco).

      Abrazos también.

      Eliminar