jueves, 5 de diciembre de 2013

Realismo

El realismo sucio suele tener mucho de suciedad y poco de realidad. Aunque bien es cierto que la realidad actual es bastante sucia.

2 comentarios:

  1. A riesgo de que Perogrullo me denuncie por derechos, he de convenir en que, como bien dices, la realidad actual es muy sucia... pero también real por ese hecho más que por otra cosa; la literatura no. O no debería serlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todos modos, Fernando, creo que debo matizar lo que he dicho tal vez demasiado lapidariamente. Me refería al excesivo regodeo en lo sórdido-cutre-pornográfico y gratuito en que incurren incluso los buenos (y los hay muy buenos) representantes del género, que, por cierto, últimamente me interesa mucho. Es como si le pusiéramos continuamente la lupa a la hormiga o el microscopio al ácaro: que surgen monstruos horripilantes de donde no los hay tanto. Pero como no voy a dilucidar aquí la cuestión, por obvias razones, lo difiero hasta otra entrada, para cuando tenga un rato largo de remanso reflexivo... que ahora me escasean.

      Gracias por el comentario, Fernando. Un abrazo.

      Eliminar