viernes, 8 de noviembre de 2013

Un epigrama de Marcial

Cur non mitto meos tibi, Pontiliane, libellos?
     Ne mihi tu mittas, Pontiliane, tuos.

¿Que, por qué, Pontiliano, no te remito mis libros?
     Para que tú a mí no me remitas los tuyos.

Marco Valerio Marcial, Epigramas, VII, 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario