domingo, 8 de septiembre de 2013

Reinicio

Escribir un blog es como montar en bicicleta: un equilibrio inestable. Tiene la ventaja de que, con un poco de pedaleo, va marchando solo, como si la inercia del movimiento fuese su estado natural. Pero, si nos apeamos de él, reiniciar la marcha es más difícil, porque el pedaleo ha de ponerse a tono con la velocidad requerida. Aunque hay otra cosa más: si viajo en bicicleta, me fijo en el camino y en el paisaje; si me apeo de ella, me fijo en la bicicleta, y, bien mirado, ¿hay algo más absurdo que una bicicleta?

6 comentarios:

  1. Sí, los tipos como yo que observamos en la cuneta a ese individuo que no sabe si subir o bajar de la bicicleta... Yo creo que está chiflado, ahora se pone a mirarla fijamente...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que es divertido montar en bicicleta, tan cierto como que produce adicción (yo conozco más de un caso). Yo creo que el tipo que refieres se acaba subiendo para dejar de mirarla.

      Un abrazo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. Sí, al reiniciar corres el riesgo de perder el equilibrio, me ocurre lo mismo, luego la cosa va marchando y los comentarios de los amigos te dan impulso, asi que, ánimo. Yo estoy en las mismas.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el ánimo, Francesc, que te devuelvo multiplicado. Ya he pasado por tu blog, aunque no haya dejado rastro.

      Si tengo tiempo, en unos días dedicaré una entrada a responder a una tuya, seguro que así la bicicleta coge velocidad.

      Gracias por la visita. Salud también.

      Eliminar
  3. También los hay que amarraron la bici a una farola en junio pensando allí bajo la luz les sería fácil volver a encontrarla. El problema es que se ha fundido la bombilla. Esperaré a que amanezca un día de estos...

    Un abrazo y gracias por pedalear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues a ésos ya se les echaba de menos por aquí! Bienvenido, Fernando.

      Yo estoy seguro de que la bombilla no está fundida, sino que simplemente sigue de vacaciones, aunque no por mucho más tiempo.

      Un abrazo y gracias a ti.

      Eliminar