domingo, 3 de marzo de 2013

Otro nivel

Los muebles no pillan polvo en el Paraíso.

2 comentarios:

  1. A San Martín de Porres lo pintan siempre con escoba. Santo eficaz, barre el Paraíso y no queda nada de polvo. Todo limpito como los chorros del oro. Otra cosa es el Infierno, pestazo, allí no debe haber servicio de limpieza y los sistemas de saneamiento colectivo deben estar medio estropeados.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Don Francesc, tenga cuidado con lo de asignarle, así sin más, la limpieza al negrito, que hay mucho suspicaz! ¡Que rote la escoba, en todo caso!

      En realidad, lo que sale de las manos de Dios ha de ser perfecto y no sometido a degradación, ni desgaste, ni suciedad, por más que sea contingente, porque en ello está el amor de Dios. Ahora bien, tras la Caída, nos movemos fuera de ese ámbito, en un nivel harto inferior, donde todo se rae, se avería, se afea y se lo acaba tragando la tierra; es necesario un esfuerzo diario para que esto no suceda: no ocurriría así en el Paraíso, donde nada es corruptible. En cuanto al infierno, es un nivel aún inferior (no en vano tiene ese nombre): todo allí está hecho por lo que Dios condena, y de momento no hay forma de limpiarlo... ni siquiera con la escoba de San Martín.

      Un saludo muy cordial.

      Eliminar