martes, 15 de enero de 2013

Bordón

Borrar el sol
no puedes con tu mano,
ni el hombre a Dios.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Nunca funcionó la táctica del avestruz, Armando. Y siempre nos dará calor aunque no lo miremos, para bien o para mal.

      Te respondo con palabras de Heráclito: «¿Cómo podrá uno ocultarse de lo que nunca llega a su ocaso?»

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No se puede borrar en lo que no se cree, pues no existe.

    ResponderEliminar