miércoles, 26 de diciembre de 2012

El Dios huido

Allí donde haya una cruz habrá siempre un refugio, un asidero en la catástrofe, un breve puerto en la galerna, la aldaba mínima que aferrar para clamar al Dios huido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario